Personal tools
You are here: Home Noticias TRANSFORMAN ÁRBOLES SECOS EN ESCULTURAS DEL MEDIO AMBIENTE

TRANSFORMAN ÁRBOLES SECOS EN ESCULTURAS DEL MEDIO AMBIENTE

 

Los interviene el artista Diego Musadi, que crea formas y los pinta de colores.

 

PARQUE THAYS. FORMAS Y COLORES EN LA INTERVENCIÓN HECHA EN LA RECOLETA. 

PARQUE THAYS. FORMAS Y COLORES EN LA INTERVENCIÓN HECHA EN LA RECOLETA.

 

 

 

 

 

cccccc

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

JUAN B. JUSTO 6518. UN CIERRE SE ABRE ENTRE LAS RAMAS, EN FLORESTA. 

JUAN B. JUSTO 6518. UN CIERRE SE ABRE ENTRE LAS RAMAS, EN FLORESTA.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De la muerte ha nacido algo bello en la Ciudad de Buenos Aires. Arboles secos que de otra manera serían retirados y transformados en compost o relleno orgánico han sido reciclados en su lugar como originales esculturas . Hoy en la Plaza San Martín de Tours –Alvear y Schiaffino, Recoleta– van a terminar el quinto árbol convertido en obra de arte. Donde antes había uno muerto con ramas inseguras, ahora hay un tronco pintado junto a una puerta colorada , como si abriera hacia un mundo imaginario.

Diego Musadi, el artista que maneja la intervención de los árboles dice que en cada obra trata de “inmortalizar y revalorizar la fuente creadora”, y tener la oportunidad de hacerlo en un espacio público ha sido “como un sueño”. Junto con la muralista Alicia Quintana han transformado árboles por toda la Ciudad: vida nueva para una pequeña parte del medio ambiente.

El proyecto también tiene un propósito práctico porque quita el riesgo de que las ramas se pueden caer y es más económico que sacar el árbol entero, explicó el ministro de Ambiente y Espacio Público, Diego Santilli, a cargo del proyecto. Un ingeniero especialista elige los árboles que pueden ser usados por su tamaño, forma y la condición de la madera. Convertirlos en arte no requiere el trabajo con maquinaria pesada. Aunque no es una opción con cada árbol, el artista Musadi dice que querría hacer “miles” y espera que en la segunda etapa del proyecto pueden extenderlo a más barrios.

“La idea la sacamos de las grandes ciudades del mundo, de París, Barcelona y México”, dijo Santilli. “Hemos visto que aquí también ha sido muy exitoso”, cerró.

Para los vecinos porteños, es curioso pasar junto a un árbol en la avenida Juan B. Justo 6518, Floresta, que parece abierto por un cierre de oro. En Barrancas de Belgrano –Juramento y Luis María Campos– sorprende ver el corazón de un árbol pintado de rojo y tejido con hilo azul. Es que crear una imagen inesperada es parte del encanto de este proyecto. “Los vecinos se mostraron curiosos sobre la tarea que realizamos”, dijo Musadi. “He percibido entusiasmo y alegría ante la intervención en cada árbol”.

El mensaje, además, implica valorar la naturaleza. “Considero que este proyecto promueve las artes plásticas como un medio capaz de impulsar el cuidado de nuestro medio ambiente”, indicó el artista. Con algo que sería basura, la Ciudad ahora tiene esculturas que dan una vida nueva a los habitantes más viejos: los árboles.

 

Fuente: clarin.com

 

Document Actions